MADELEINE COLLINS: MENTIRAS Y MAS MENTIRAS

El francés Antoine Barraud ("Le dos rouge") escribe el guion y dirige esta historia. Judith (Virginie Efira) lleva una doble vida llena de mentiras, algo que empieza a ser muy difícil de gestionar para ella.
Esta historia que podríamos considerar como un thriller psicológico tiene como protagonista a una mujer, algo menos usual en las historias sobre alguien que tiene dos familias en paralelo. Las razones por las que mantiene esa situación son más complejas, no solo se contrapone el enamoramiento vs el sentido de lealtad, hay algo enfermizo que se descubrirá según avanza la película. El guion se desarrolla bien sobre todo a la hora de ir desvelando que es lo que está pasando realmente, ya que la historia tiene una sorpresa que hace que sea más original de lo que se espera del planteamiento inicial. 
Hay que decir que mucho del atractivo de la película y del interés por entender que está pasando reside en el magnetismo de Virginie Efira, una actriz muy sensual, muy enigmática, soberbia a la hora de rellenar el personaje y darnos idea de todo lo que pasa por su cabeza y la curva anímica por la que viaja el personaje. En el relato va creciendo el misterio, va escalando la desesperación y falta de control en la que va cayendo la protagonista. Efira expresa muy bien el sufrimiento, la descomposición paulatina de su montaje vital y su falta de voluntad para tomar una decisión. A destacar la labor de Quim Gutiérrez como la pareja extra matrimonial. (Valoración: 6 sobre 10).



 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA