LA TRAICIÓN DE HUDA: THRILLER POLÍTICO POCO AFINADO

El director palestino Hany Abu- Assad célebre por "Paradise now", escribe el guion y dirige este film. Belén, Palestina. Reem (Maisa Abd Elhadi), va a la peluquería de su amiga Huda (Manal Awad). Allí Huda le pone droga en el café y le toma una serie de fotos comprometidas para chantajearla y obligarla a trabajar para los servicios secretos israelíes.
Es verdaderamente complejo entender bien las interioridades de lo que sucede en Palestina. El director Abu - Assad tiene una trayectoria de varias películas en las que intenta acercarnos a esa realidad. En la historia, hay dos focos, por una parte Reem, por otra Huda. Reem angustiada y sola. Tiene miedo de contar a su celoso marido lo que ha sucedido pensando que no la creerá. Al mismo tiempo tiene terror a que se la considere una espía, pese a que es totalmente inocente. Por otra parte está Huda, que ha tendido esta misma trampa a muchas otras mujeres, justo las que más confianza tenían con ella, que más cosas de su vida le contaban, y que también es espiada y perseguida por los servicios secretos palestinos. Es pues un thriller, pero con toda la carga política posible, y con la opinión del director que intenta no ponerse de ninguna de las dos partes, más bien ilustrar la dificultad de vivir en un pais donde las personas no pueden vivir tranquilas, por más que intenten mantenerse al margen de la política. La historia cuenta con una buena interpretación de Maisa abd Elhadi, pero el guion no es fuerte, la relación que se establece entre Huda y el agente de policia, sus conversaciones en el interogatorio son poco creíbles. Tampoco está afinado el personaje del marido de Reem ni la forma de conducirse. En resumen, el film está muy por debajo de la mencionada "Paradise now", o la no tan famosa pero muy redonda "Omar". (Valoración: 6 sobre 10). 


 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO