EL TRIÁNGULO DE LA TRISTEZA: FEROZ LUCHA DE CLASES

El director sueco Ruben Ostlund ("Fuerza mayor", "The square") escribe el guion y dirige esta película ganadora de la Palma de Oro en Cannes 2022. Carl (Harris Dickinson) y Yaya (Charlbi Dean) son pareja. Los dos son modelos, ella, además, influencer. A la pareja la invitan a un crucero de lujo. Junto a ellos, multimillonarios de todo tipo de procedencias, edades y gustos. 
Ostlund es un director y guionista que no deja títere con cabeza. Con mucha inteligencia, humor negro y pluma incisiva, hace un retrato de la lucha de clases y de los efectos del poder en el comportamiento del ser humano. Una crítica feroz y corrosiva sobre los desatinos a los que nos puede llevar poseer cantidades ingentes de dinero, y cómo, una vez que se tiene poder, no se puede entender la vida sin él. Por tanto, todo es lícito para mantenerlo. El barco es un lugar donde se ven en acción los roles de poder hasta que una circunstancia cambia por completo quien es el poderoso.

La visión del director no es simplista: pobres buenos, ricos malos. El poder corrompe al ser humano por igual. Todos  podemos convertirnos en abusadores, ególatras, monstruos. Un film que en más de un aspecto puede recordar a la fantástica "Parásitos", también sobre la lucha de clases, con una trama con giros inesperados, y que se inicia como una comedia negra, pero que sin embargo trasciende. Ostlund es un provocador nato, toca temas "hot" y es políticamente incorrecto, algo que se agradece infinito en los tiempos que corren. Muy buen casting, destacando Woody Harrelsol en un papel corto pero muy lucido, como el irreverente y pasado de vueltas capitán del barco. (Valoración: 8 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO