THE LOST KING: INCREIBLE PERO CIERTO

El británico Stephen Frears ("The queen", “Las amistades peligrosas”) dirige esta película basada en un hecho real. Philippa Langley (Sally Hawkins) está pasando por un bache. Se ha separado de su marido (Steve Coogan), aunque amistosamente, y en su trabajo se siente poco valorada, algo que ella achaca a una enfermedad por la que ha tenido que estar de baja en alguna ocasión. Un día asiste al teatro a ver "Ricardo III" de Shakespeare.
Frears, después de sus comienzos en el cine con historias agrias, duras ("Las amistades peligrosas"), muestra cierta predilección por elegir mujeres como personajes protagonistas, a las que "trata" con afecto. Films de tono tierno, amable, con pinceladas de humor ("Philomena""Florence Foster Jenkins") basadas en hechos reales. Este caso es una de esas ocasiones en las que si la película no contara una historia real, podríamos considerarla poco creíble. Una mujer que no es historiadora, decide reivindicar la figura de Ricardo III de Inglaterra, un rey al que la historia tacha de malvado, de asesinar a sus sobrinos y otros actos criminales. Se le retrataba (especialmente en la obra de Shakespeare), como un hombre con joroba algo que según Philippa ayudaba a que se le percibiera como oscuro y maligno. Philippa se siente identificada con él. En su caso el sufrir una enfermedad le perjudica a la hora de que se la considere eficaz y brillante en su trabajo. A Ricardo III su físico hacía que se le percibiera como siniestro y malévolo. La mujer con sus investigaciones llega a hacer un gran descubrimiento de este personaje histórico. Sally Hawkins hace un estupendo trabajo como esta mujer más bien apocada, a la que le cuesta defenderse, pero muy perseverante, a la que investigar sobre Ricardo III le trae de nuevo la ilusión y la emoción a su vida. Una historia agradable, que deja buen sabor de boca. (Valoración: 6. 5 sobre 10).







Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO