EL CASO BRAIBANTI: INTOLERANCIA Y LINCHAMIENTO

El director italiano Gianni Amelio ("Lamerica") firma esta película. Italia años 60. El profesor, poeta y dramaturgo Aldo Braibanti (Luigi lo Cascio), se enamora de Ettore (Leonardo Maltese) un alumno suyo. Dada la represión que se respira en la pequeña localidad en la que viven, se van a Roma, pero la familia de Ettore, por una parte, interna al chico en un psiquiátrico, y por otra denuncia a Braibanti por "lavado de cerebro". El profesor ingresa en la cárcel para ser juzgado. Al periodista Ennio Scribani (Elio Germano) le dan el caso en el periódico en el que trabaja para que lo siga, y poco a poco se mete a fondo y se compromete a ayudar al poeta más allá de a través de sus artículos.
Este caso inspirado en un hecho real, tuvo gran impacto en su momento y fueron muchos los intelectuales de la época (Moravia, Umberto Eco...) que denunciaron la injusticia y se posicionaron a su favor. Amelio tiene todo el talento para rodar de forma clásica esta historia, haciendo un completo y desapasionado retrato del dramaturgo que llena de verdad el gran Luigi lo Cascio que nos enamoró en "La mejor juventud", un actor con mucho carisma. Interesantísimos los personajes secundarios. El joven Ettore (Leonardo Maltese), que interpreta a un joven soñador de alma blanca que admira y quiere a su profesor. El envidioso hermano de Ettore, su castrante madre y sobre todo la antítesis de ella, Susana, la madre de Aldo, todo amor y compasión. 
La historia consta de dos grandes bloques, la historia de amor entre los dos hombres y el juicio. La relación entre los dos se cuenta con mucha poesía y resulta conmovedora. La parte del juicio acaba de completar la personalidad del poeta, su ética y su entereza. Hay varias grandes escenas, todas aquellas en las que aparece la madre de Braibanti, y la protagonizada por un Maltese sobresaliente, un primerísimo plano fijo donde el chico declara cómo era su relación con Aldo Braibanti, una escena brutal, muy poderosa. Una maravilla cómo está contada la película y un suceso que nos pone los pelos de punta al enfrentarnos con el hecho de que hasta hace poquísimo se podía penar en Europa la homosexualidad, no solo desde la sociedad, desde las personas, (aquí representadas especialmente por la familia del joven),  también desde lo institucional. (Valoración: 8.5 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO