EL REGRESO DE LAS GOLONDRINAS: CUIDAR Y SER CUIDADO

El director chino Li Ruijin dirige y escribe el guion de esta película que ganó la Espiga de Oro en la Seminchi 2022. Ma (Wu Renlin) y Cao (Hai Qing) viven en un pueblo agrícola, son obligados por sus familias a casarse. Ambos, por diferentes razones, son considerados casi la escoria de la familia. Él es el tercer hijo de su casa y ella tiene ciertas dificultades para moverse, además de sufrir incontinencia, algo por lo que tanto su familia como la gente del pueblo se mofa de ella.
Qué historia tan bonita la de cómo se va forjando una relación de apoyo mutuo y cariño entre dos personas que no tienen nada en común, salvo que son despreciados por todos. Son vistos como un estorbo, algo que hay que quitar del medio. Los dos juntos, viven una vida llena de sacrificio, sembrando la tierra, cuidando los animales, pero también van viviendo pequeñas anécdotas que hacen más agradable su vida. Comparten pequeños momentos de disfrute y belleza con las cosas más simples, escuchando el ruido del viento en los vidrios incrustados del tejado o viendo crecer sus polluelos. Preciosísimas dos escenas íntimas de la pareja donde hay muchísima ternura y complicidad, conversaciones como hechas a lápiz, con mucho sentimiento. La historia de estos dos seres humanos llenos de pureza, sirve al director para tratar la política del gobierno chino de fomentar la huida a las ciudades pagando a los dueños de casas abandonadas en el entorno rural por derruirlas, con la consiguiente generación de corrupción. Un retrato de la falta de piedad del ser humano, de la dureza de la vida en el campo, pero sobre todo de lo importante de cuidar y que te cuiden. (Valoración: 8 sobre 10). 






  

Comentarios

  1. Una bellísima y tierna película sobre el vínculo que genera el cuidado del otro más que a uno mismo. Muy recomendable

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO