DOGMAN: ANIMAL HERIDO

El director italiano Mateo Garrone, famoso por la fascinante “Gomorra” vuelve a dejarnos enganchados con esta película que se inspira de forma libre en sucesos acaecidos en Italia en 1988. Marcello (Marcello Fonte) es un peluquero de perros que tiene su local en un barrio poco recomendable de las afueras de una ciudad italiana. Trapichea con droga a baja escala y tiene un cliente habitual, Simoncino (Edoardo Pesce), un ex-boxeador, hombre violento, que avasalla a todo el mundo.
El fantástico Marcello Fonte, galardonado con el premio al mejor actor en Cannes, sustenta la historia de este hombre que aunque comete cierto tipo de delitos de forma asidua, sabe donde poner las barreras, es entrañable y apreciado en el barrio. Ama a su hija y a los perros por encima de todo. Sin embargo, las circunstancias y los abusos de Simoncino le harán reaccionar como un animal herido, le llevarán por caminos donde salen aspectos de su personalidad desconocidos hasta para él mismo. El arco del personaje es muy rico, pasamos del Marcello cariñoso, pacifico, para el que es importante estar en armonía con su entorno, a un Marcello con un lado oscuro. Más que oscuro, negro.
Garrone es un director muy gráfico que cuida especialmente que todas las herramientas a su alcance construyan en la dirección que el quiere (actores, localizaciones, fotografía, etc). La fotografía de Nicolai Bruel es maravillosa y la localización principal, ese suburbio al lado de una playa que se nos muestra en diferentes ocasiones, como para no dejar de tener pie a tierra, explica todo. En un solo frame nos hacemos idea del tipo de vecindario en el que estamos y cómo podemos esperar que es allí un día normal en la vida de sus vecinos. Son fantásticas las escenas del protagonista, un hombre menudo de aspecto vulnerable, compartiendo plano con perros gigantes en la mesa de trabajo. Imágenes únicas.
Una historia desoladora muy bien desarrollada a partir de un guión totalmente enfocado en entender la transformación del protagonista. Un tempo pausado, una ambientación que te hace entrar en situación inmediatamente y un protagonista que haga lo que haga tiene el favor del público, dispuesto a perdonar y entender lo que sea porque su parte tierna cautiva.
Un trabajo muy personal del gran Mateo Garrone que representará a Italia en los Óscar. El tipo de película que te hace salir extasiado del cine. (Valoración: 8.5 sobre 10). 



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA