INFILTRADOS EN EL KKKLAN: ENTRETENIMIENTO

Spike Lee ("Malcom X") dirige esta película basada en hechos reales. En los años 70 en Colorado Springs, Ron Stallworth (John David Washington) un joven negro, entra a trabajar en el cuerpo de policía. Enseguida pasa al departamento de investigación. Allí entrará en contacto con miembros del Ku Klus Klan.
Spike Lee basa la película en el libro escrito por el propio Ron Stallworth. El director quiere contar la historia y el estado de desigualdad y racismo de los años 70, poniendo de relieve que sigue siendo un problema en nuestros días. Es curioso que, sobre todo basándose en un hecho real, se utilice un tono a menudo cómico que banaliza la problemática. Esta forma de narrar junto con la definición de los personajes de los miembros del Ku Klus Klan que son todos prácticamente deficientes mentales, aporta humor pero quita credibilidad y dramatismo al relato. Es tal el grado de comicidad que en ningún momento crees que a los protagonista pueda pasarles nada malo, algo que elimina el elemento clave de una historia sobre alguien que se infiltra en una organización criminal. Estaríamos ante lo contrario a films como el soberbio "Infiltrado" (Brad Furman).
Lo mejor de esta película son sin duda los dos actores protagonistas: John David Washington (hijo de Denzel Washington) y muy especialmente Adam Driver como el detective judío Zimmerman el verdadero infiltrado en la Organización. Driver da un punto especial a cada proyecto en el que está, un actor que se desenvuelve muy bien en todos los géneros y tipos de personaje ("Paterson", "Star Wars: Episodio VII") tiene la particularidad de dar cercanía y realismo al mismo tiempo que mucha personalidad. También está bien elegido Topher Grace como líder del KKKlan. 
En resumen, la película de Lee por el tratamiento elegido es un film de acción entretenido. Es cierto que hay algunos elementos con carga de profundidad, aunque puede no captarse su significado/intención. Frases como "America first" típicas del discurso Trump o la inclusión en varios momentos de escenas de "El nacimiento de una nación" de Griffith. A Spike Lee le parecía indignante que cuando estudiaba en la universidad de NY los profesores no hicieran mención al mensaje tan racista del film, de tal forma que llegó a hacer un corto como protesta por el que casi le expulsan. Tras su éxito profesional fue nombrado profesor en dicha universidad. (Valoración: 6 sobre 10)



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA