EL ANGEL: EL ANGEL EXTERMINADOR

El argentino Luis Ortega ("Caja negra") dirige esta película basada libremente en la vida del criminal más famoso de la historia de Argentina, Carlitos Robledo, apodado El Angel (Lorenzo Ferro), que vivió en los años 70 y que cometió varios crímenes con un compañero de colegio y su padre.
El director afirma que la película es una interpretación libre de la vida de este criminal. Lo mejor del film es haberse arriesgado a coger a un chico sin experiencia para un papel tan difícil. Apuesta que ha salido bien. Era complejo componer un personaje como El Angel. Un psicópata con aspecto de niño, ambiguo sexualmente, una especie de ser caprichoso sin moral ni sentimientos, que todo lo ve como un juego o como algo irreal. Es lo más parecido a un Nerón, sin ningún instante de arrepentimiento.  Lo que es más discutible es que dadas las características del protagonista, el director nos plantee la historia en tono de thriller pero también de entretenimiento, como si quisiera que el chico nos cayera bien, metiendo elementos divertidos como esos bailecitos que se marca en los momentos más inesperados.
Lo mejor de la película junto con Lorenzo Ferro es esa “segunda familia” que adopta a El Angel y le adiestra en las labores criminales. Ramón (Chino Darín) amigo del colegio de Carlitos y sus putrefactos padres, siniestros y turbios. Los tres personajes están bien definidos especialmente los dos adultos cuya sola presencia es inquietante. El padre, su mirada, como va vestido, lo que insinúa, hace que te de un latigazo en la espalda. Muy amenazante. Y la madre también sin ningún atisbo de límite moral. Ambos interpretados de forma sobresaliente por Daniel Fanego y Mercedes Moran y en línea con ellos el trabajo de Chino Darín. Sin embargo, la interpretación de Cecilia Roth como madre del criminal no es destacable.
Una película bien rodada, interpretada y ambientada donde a mi particularmente lo que me falla es el punto de vista del director porque desconcierta y me saca de la historia. No es lo mismo escribir un guion tipo Fargo, pura ficción, donde a partir de personajes y situaciones demenciales nace el humor. Aquí El Ángel es alguien real con robos y múltiples asesinatos a sus espaldas capaz de meter tiros en la cabeza como quien mira la hora. Por favor, que a nadie se le ocurra compararla con "El clan" de Pablo Trapero, también sobre una familia criminal argentina, pero en ese caso sin intentar suavizar ni envolver de música y color a un monstruo. (Valoración: 6 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO