LA SOCIEDAD LITERARIA Y EL PASTEL DE PIEL DE PATATA: UNA HISTORIA BONITA

El director inglés Mike Newell de títulos como “Cuatro bodas y un funeral” , dirige esta película basada en la novela homónima de Mary Anne Shaffer y Annie Barrows. Londres 1946. Juliet Ashton (Lily James) es una joven escritora a la que le va muy bien. Un día recibe una carta de Dawsey (Michiel Huisman), miembro de un Club de Lectura de la isla de Guernsay. Tras intercambiarse varias cartas, el Club la invita a hacer una lectura y ella decide aceptar.
A través de la protagonista que entra en contacto con el grupo que forma este club de lectura se va reconstruyendo la historia de cómo y porqué se formó el club en plena ocupación de la isla por los nazis. La visita de la protagonista nos permitirá conocer a 5 personajes peculiares, 4 adultos y un chaval y sus historias personales. Cada uno de ellos entabla un diferente tipo de relación con la escritora y su interacción dejará pintorescas situaciones en el entorno de la vida cotidiana de la isla.
Nos encontramos con una estructura y narrativa convencionales donde a través de flashbacks iremos conociendo progresivamente la historia. El director toca bien lo emotivo incluyendo leves puntos de humor y notas románticas. Este es el tipo de historia que los ingleses hacen como nadie. Una historia entretenida donde lo más especial es la calidad del reparto y la muy cuidada producción. Son sobre todo los actores secundarios (Tom Courtenay o Penelope Wilton -"Downton Abbey"-) los que más aportan. Actores que no parecen actuar, de físicos naturales pero a la vez muy únicos, cuyos rostros arrojan tanta biografía.
Con respecto a la producción es un disfrute para la vista el trabajo de localizaciones, atrezzo y vestuario (esos jerseys de lana con algún agujero, todo perfectamente engamado). Cada rincón, una mesa puesta para cenar, un escritorio (esos jarrones de flores silvestres colocadas de forma aparentemente casual), no falta un detalle y todo es hermoso y perfectamente encajado. Quienes aprecien los buenos trabajos de dirección de arte disfrutarán mucho de este film.
Una película menor que definiríamos como de “muy bonita” (aunque esto puede sonar casi peyorativo), tierna, agradable, aunque también predecible. Perfecta porque da exactamente lo que esperas de ella. Por cierto, no hay que perderse el final donde escuchamos a los protagonistas leyendo fragmentos de libros sobre los títulos de crédito. (Valoración: 6 sobre 10).





Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO