ROMA:OBRA MAESTRA

Alfonso Cuarón (“Los hijos de los hombres”, “Gravity”) escribe el guion y dirige esta película que contiene aspectos autobiográficos. Mexico DF años 80. Cleo (Yalitza Aparicio) es una empleada del hogar que trabaja para una familia acomodada que tiene 4 niños y que vive en la Colonia Roma.
De la historia que nos narra Cuarón es mejor contar poco. Una de las bellezas de la película es ir poco a poco entrando en la vida de Cleo y la de esa familia. En su cotidianidad y en los contratiempos con los que criados y señores van tropezando y cómo se entrecruzan sus vidas.
Cuarón nos habla de lealtad y deslealtad, de amor incondicional en medio de una ciudad convulsa. No es posible enumerar todo lo extraordinario de Roma. La prodigiosa fotografía a cargo del propio Cuarón. Las escenas de multitudes (el brote de violencia en las calles, la clase de artes marciales en la explanada...) filmadas con una coreografía fascinante. Los suaves y elegantes movimientos de cámara que hacen tan especial cada plano. El guion que va desgranando la historia y que contiene varias paradojas. Prácticamente cada plano es una joya, tanto aquellos que expresan sensaciones (Cleo y uno de los niños en la azotea), como los más descriptivos (la fiesta de Navidad de los señores y la fiesta paralela del servicio), y belleza y dramatismo máximo en escenas en las que el desenlace es fundamental. De este último tipo hay dos escenas deslumbrantes. Precioso y premonitorio el plano inicial del agua de fregar en el suelo sobre el que se superponen los créditos y que cierra el círculo con la gran escena del final del film. Todo es bello. 
Una maravilla de principio a fin. Cuarón sabe siempre tocar la tecla, hacer que sus historias se vivan como una experiencia, puro cine que pega en el estómago. Si alguien duda si esperar a verla en Netflix por favor que no lo haga, al menos la primera vez hay que verla en pantalla grande. (Valoración: 10 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO