EL CINE QUE DEJO 2018

Este año cuesta quedarse con solo unos pocos títulos. Esta es mi selección (hoy!). Varios son de directores consolidados, hay 4 sobre los que habrá que estar atentos. Curiosamente los 8, además de dirigir, están al cargo del guión en solitario o con colaboradores. Aquí van:
  • "Roma". Con Cuarón nada es aleatorio. La cámara parece danzar mientras muestra lo más íntimo y arraigado de una familia y de un país. La escena del hospital y la del mar, insuperables.
  • "Cold war"  (Pawlikowski), una historia de amor que rompe todos los clichés. Guión sorprendente y un personaje femenino para la historia.
  • “The rider”, dirigida por la jovencísima Chloé Zhao. Una historia donde las personas reales se encarnan a sí mismas. Profundamente conmovedora desde la más absoluta contención. 
  • “Isla de perros”, una prueba más de la genialidad de Wes Anderson. Una estética extraordinaria con su personal sentido del humor. Cada plano es una joya.
  • “Sin amor” ( Zvyagintsev), una historia y unos personajes que hacen que se te hiele la sangre.
  • “The florida project”, tengo debilidad por las buenas historias donde la infancia es protagonista. Sean Baker capta muy bien los efectos de las familias desestructuradas en los niños. La pequeña Brooklyn Prince, un prodigio.
  • “Dogman”Mateo Garrone es de esos directores con sello. Todas las herramientas que puede usar un director para contar una historia de forma consistente las juega al máximo.
  • “Los perros”, de Marcela Said, brutal. Dos personajes muertos por dentro que conectan. No es agradable de ver pero no puedes despegar la mirada.
Muy destacables han sido las interpretaciones de las protagonistas de "Yo Tonya": Margot Robbie y Alisson Haney y un placer ver de nuevo a Annette Bening en dos buenos trabajos ("La gaviota", "Las estrellas de cine no mueren en Liverpool" ).
Del cine español me quedo también con la creciente solidez de los actores. De todas las edades y tipologías: Bárbara Lennie, Ana Wagener, Eduard Fernandez, Alexandra Jimenez, ...con un lugar especial para Antonio de la Torre, una bestia de la interpretación. Memorable su escena del balcón con Luis Zahera en "El reino".
Lo más triste es la ausencia de la siempre esperada película anual de Woody Allen. El eterno debate de si debe separarse o no la vida personal de la obra profesional de los artistas está más abierto que nunca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO