UTOYA. 22 JULIO: DRAMATISMO REAL

El noruego Erik Poppe ("La decisión del rey") es uno de los directores con mejor reputación en su país. Ha sido el único que ha recibido en 3 ocasiones el Premio Nacional de la Crítica. Pope es responsable del argumento y de la dirección de esta película que imagina una historia ficticia a partir de los testimonios de las víctimas que sobrevivieron al atentado terrorista de 2011 en la pequeña isla de Utoya  donde murieron 77 personas y más de 100 resultaron heridas. En la isla se encontraba un gran grupo de jóvenes en un campamento de verano organizado por el partido Laborista Noruego.

Poppe apuesta por acercarnos a comprender el miedo, el estrés en grado máximo que debió suponer estar aquel día en Utoya. El relato nos hace sentir angustia y desesperación. Centra el testimonio en Kaja (Andrea Berntzen), una chica que está en el campamento con su hermana. El director quiere reproducir con todo el realismo posible lo que se sintió y utiliza todas las herramientas a su alcance. Rueda con cámara al hombro, en plano secuencia, sin despegarse un momento de la protagonista. El metraje de la película coincide con el tiempo que duró el ataque, unos 80 minutos. Un planteamiento similar a la extraordinaria "United 93" de Greengrass (director que curiosamente ha hecho para Netflix una película sobre este mismo atentado "22 de Julio"). 
Además de ese miedo, el caos y la incomprensión sobre lo que está sucediendo exactamente, la película hace un estudio de los comportamientos humanos en una situación límite. El instinto de protección, el bloqueo, el egoísmo, la compasión, la falta de solidaridad...
Es excelente el trabajo de la actriz y sólido el trabajo del director en un film que pone de manifiesto una vez más lo incomprensible de muertes así producidas, el dolor gratuito, la injusticia, la locura como única explicación para un acto así, y sobre todo, la insoportable levedad del ser.  (Valoración: 8 sobre 10)



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA