LUZ DE MI VIDA: VINCULOS

Casey Affleck conocido sobre todo por su reseñable trabajo como actor ("Manchester by the sea", "Adios pequeña, adios") escribe el guión, dirige y protagoniza esta historia que comenzó a escribir hace 10 años. Dad (Casey Affleck) es el padre de Rag (Anna Pniowsky), una niña de 11 años. Los dos deben ocultar que Rag es una niña ya que en el mundo se ha producido una pandemia que ha acabado con las mujeres.
Este es el segundo largo de Casey, que en 2010 dirigió un controvertido documental con Joaquin Phoenix como protagonista, "I'm still here". La forma en que Casey Afflek cuenta esta historia es limpia y conmovedora. Con delicadeza y de manera intimista transmite el poderoso vínculo forjado entre padre e hija. Un padre obsesionado por proteger a su hija, siempre en tensión pensando en los peligros que les amenazan, peligros que según la niña crezca serán más difíciles de sortear. Una situación extrema que fomenta que su relación sea tan fuerte. Otra de las claves de la historia es la evolución de los roles de los personajes. A partir de la trasferencia de conocimiento del uno al otro y de las situaciones por las que pasan, vemos la forma en que la niña madura.
El objetivo del director de contar esa especial relación entre padre - hija se cumple con creces. El encaje entre él y Anna Pniowsky es perfecto, parecen verdaderos padre- hija. Anna tiene un físico un poco de chico muy adecuado a lo que necesita el papel y sobre todo irradia luz. Casey Affleck desde la sobriedad tiene un don para emocionar. Su mirada, sus gestos sutiles, su forma de hablar, a veces balbucear...  Es fácil entrar en la historia, y de ahí, el sentimiento del espectador de querer protegerles.
Además de lo bien construido del vínculo entre los dos personajes, la atmósfera de tensión, de peligros escondidos detrás de cada esquina está muy logrado. La combinación de esos dos ritmos tan diferentes hacen que las dos horas se pasen en un vuelo. Lo formal está en consonancia con la narrativa, pocos elementos cuidadosamente trabajados. La fotografía es cálida, los espacios vividos. Muy especiales las secuencias rodadas en un plano cenital de padre e hija acurrucados, en los que él cuenta cuentos a la niña. Una secuencia que se repite, maravillosa. Una historia preciosa. (Valoración: 8 sobre 10)



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA