MIENTRAS DURE LA GUERRA: RIGUROSIDAD

Alejandro Amenábar (“Mar adentro”, “Los otros”) dirige su séptima película. Es también responsable del guión con Alejandro Hernández. La historia comienza en 1936 en Salamanca con el alzamiento. En un primer momento Miguel de Unamuno (Karra Elejalde) apoya el levantamiento militar ya que piensa que servirá para regenerar la 2ª República.
Amenábar que espacia bastante sus trabajos (“Regresión” se estrenó en 2015), demuestra ser valiente eligiendo como tema de su nuevo proyecto este momento de la historia de España. Y lo elige precisamente por seguir tan presentes en la sociedad las famosas “dos Españas”. Su punto de vista no es visceral, no carga las tintas en ningún lado, en lo que profundiza es en la forma de entender el mundo de Unamuno, reivindicando su derecho a dudar y cambiar de opinión, a que discutir de política no suponga una fractura en las relaciones, a no mantener una postura en bloque, invariable, etc. Un guión muy centrado en la figura del escritor y filósofo que se va construyendo para desembocar en una escena de alto nivel dramático, un gran momento final.
Todos los personajes, no importa su grado de presencia, están muy bien definidos gracias a un acertado casting y a escenas que ayudan a enmarcar cada personaje. Dentro de los secundarios destacan Nathalie Poza, Luis Zahera, y sobre todo Eduard Fernández como Millán-Astray un personaje difícil por lo excesivo de su personalidad que el actor elabora muy bien.
El protagonista merece capítulo aparte. Hay mucho trabajo en la construcción del personaje de Unamuno en sus dos dimensiones, tanto el Unamuno pensador como el familiar. Elejalde está inmenso conjugando de forma creíble el fuerte carácter, la severidad y vehemencia, y por otro lado su calidad humana, su forma entrañable de relacionarse sobre todo con su nieto.
La producción es exquisita, con la fotografía de Alex Catalán ("La isla mínima"), y un trabajo de localizaciones perfecto donde cada encuadre, cada plano es impecable. En resumen, la factura de siempre de Amenábar.
Una película que animo a ver por su calidad y tratar un tema muy relevante. También, para que cada uno saque su propia opinión. Se trata de un trabajo sobre el que más de uno está hablando sin haberlo visto. (Valoración: 7. 5 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO