HISTORIA DE UN MATRIMONIO: EXTRAORDINARIO BAUMBACH

El neoyorkino Noah Baumbach ("Frances Ha", "Mistress America"), escribe el guión y dirige esta película que se ha estrenado brevemente en el cine y que ahora puede verse en Netflix. Nicole (Scarlett Johansson) y Charlie (Adam Driver) trabajan juntos y son pareja, padres de un niño de 7 años. Ella decide separarse.
Baumbach es un director y guionista muy relacionado con la comedia urbana, de estilo naturalista y casual, con un don para contar historias de forma fresca y dibujar personajes que nunca son de cartón, tienen mucha verdad. "Historia de un matrimonio" está en un registro donde nunca se dramatiza, se cuentan las cosas en un código muy real y probablemente por eso resulta tan poderosa y no puede dejar de deprimirnos. Asistimos a un proceso de divorcio que se convierte en un viaje hacia la destrucción de la relación de una pareja que un día nada lejano parecía complementaria y casi idílica. Muchas son las ideas sobre las que el director nos hace pensar. Principalmente la incomunicación, las diferentes (incluso opuestas) interpretaciones de un mismo hecho para cada uno de los miembros de la pareja, la capacidad de influir y pudrir una relación de las personas cercanas al matrimonio, especialmente los abogados cuya ambición va más allá de defender los intereses de su cliente, se trata también de su "reputación" profesional, no importa lo que eso se lleve por delante.
La labor de los dos protagonistas es extraordinaria, capaces de contar con total credibilidad la descomposición de su relación, y la amalgama de emociones por las que pasan, que fluctúan entre el odio, la frustración, la sensación de incomprensión del otro, el estupor de llegar a la situación a la que han llegado... Hay muchas escenas reseñables, pero la de la discusión destaca sobre todas. Con una construcción de diálogo soberbio donde se modula de forma brillante el paso de una emoción a la siguiente, los dos actores están insuperables, ambos sueltan toda su bilis en un ping pong de reproches. Muy acertados también los secundarios, especialmente Laura Dern como abogada de ella.
Un guión soberbio que abre y cierra de una forma preciosa. Una historia muy bien contada, con algunos momentos de humor sutil, llena de pequeños detalles para describir las personalidades de la pareja y como era su relación, con originalidad en la forma de ejecutar la historia. El film por su verdad, deja un poso de tristeza y la pregunta de qué pasaría si la energía de la pareja en lugar de emplearse en el proceso de separación, se utilizara en intentar reconstruir las fracturas... (Valoración: 8. 5 sobre 10).



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO