THE WAY BACK: REDENCIÓN

El americano Gavin O’Connor (“El contable”) dirige este film donde vuelve a contar con Affleck como protagonista. Jack O’Connor (Ben Affleck), jugador de baloncesto en su juventud, trabaja en una obra y tiene un serio problema con la bebida. Sorpresivamente el director del instituto donde estudió, le ofrece ser el entrenador del equipo de baloncesto.
Estamos ante una historia de redención, historia con ciertos paralelismos con la situación personal de Affleck. El personaje de Affleck por una serie de problemas personales que se irán descubriendo paulatinamente, tiene una fuerte adicción a la bebida y está inmerso en un proceso de autodestrucción. La llamada de su antiguo instituto le ofrece un posible salvavidas. Jack fue el mejor baloncestista de la historia del instituto y esta es una oportunidad de romper el círculo vicioso en que se encuentra. Existen muchas películas de redención, y esta, sin ser brillante, está bien hecha, con un guión que la hace creíble y un Ben Affleck interpretando bien (algo que no le ocurre siempre).
El foco de la historia está en su personaje y no se dispersa ni se hace pesada en lo que tiene que ver con el baloncesto. Los entrenamientos y partidos se utilizan como un vehículo para conocer más de la biografía de Jack, saber de dónde arrancan parte de sus problemas, así como para entender cómo esta nueva motivación le puede ayudar a romper su intoxicada rutina, pero sin que sea una solución mágica.
Entretenida, se deja ver, con un personaje bien desarrollado por el guión y por la actuación de Ben Affleck. (Valoración: 6 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

EL CINE QUE DEJÓ 2022

LOS FABELMAN: 100% SPIELBERG