UN HÉROE: DESAMPARO

El director iraní Asghar Farhadi ("El pasado", "Todos lo saben") que se hizo mundialmente conocido en 2012 con su película “Nader y Simim, una separación“, escribe el guion y dirige esta película rodada en su país. Rahim Soltani (Amir Jadidi), lleva 3 años en prisión por culpa de una deuda, aunque de vez en cuando tiene permiso para salir de la cárcel. Un día su novia encuentra un bolso con dinero.
Este director crea historias donde hay siempre dos temas sobrevolando, el dilema moral al que se enfrentan los personajes y el peso del pasado. Rahim, un buen hombre que entra en prisión por una deuda contraída con su ex- suegro, tiene lo que parece un golpe de suerte al encontrarse su novia con un dinero sin dueño. Dinero que podría evitar que volviera a la cárcel. El hombre pese a estar desesperado por pasar página y reincorporarse a la vida normal, prefiere ser honesto. Este acto de integridad se hace público, algo que a la larga le crea al protagonista situaciones más y más complicadas de las que no sabe como salir. Los directivos de la prisión, una ONG, otros presos, familiares... todos tienen algo que decir, "consejos", informaciones cruzadas. La envidia, el rencor, intereses contrapuestos, el miedo al que dirán, la dificultad de demostrar la honradez y como las RRSS juegan diabólicamente en contra o a favor de forma aleatoria, todo se mezcla. 
El actor protagonista es excelente, conmueve. Transmite la desolación y la impotencia de no poder salir de una madeja cada vez más liada. El estilo del director es muy sutil, y va creando desde el inicio una incertidumbre que crece en el espectador que se identifica con el protagonista y quiere que le vaya bien. Una historia donde la honestidad no tiene premio. (Valoración: 8 sobre 10).






Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA