NO TE PREOCUPES CARIÑO: RESULTADO DESIGUAL

La actriz y directora Oliva Wilde ("Super empollonas"), dirige está película que se presentó en el festival de Venecia 2022. USA años 50. Jack (Harry Styles) y Alice (Florence Pugh), viven en Victoria, una comunidad creada en medio de la nada. Jack y el resto de hombres que allí viven trabajan a las órdenes de Frank (Chris Pine), creador de este lugar y directivo máximo de la empresa, que cuida de ellos y sus familias. Una comunidad de la que no se puede salir ya que no es necesario, ésta encierra todo lo que las familias necesitan para ser felices.
La historia es una distopía relacionada con la opresión de la mujer. Los personajes que habitan esta artificial sociedad se sienten plenos ya que sus roles son totalmente claros para todos: ellos trabajan y ellas se ocupan de la casa, los niños, y de estar guapísimas para que cuando los maridos estén de vuelta, todo sea perfecto. Sin embargo, en un momento dado empieza a haber fisuras en ese mundo ideal. La protagonista comienza a descubrir lo que hay detrás de esa perfección tan irreal. 

El planteamiento es más interesante que el desarrollo de la historia. La parte del "mundo ideal" está mucho mejor trabajada que el tramo donde se produce el punto de inflexión, donde comienza a mostrarse lo que pasa realmente. El guion deja demasiados hilos sueltos. Sin embargo, es cierto que la directora consigue transmitir bien que algo no cuadra, que hay algo de plástico que parece que va a romperse en cualquier momento y sembrar esa incertidumbre. En ese sentido es fundamental la elección de Florence Pugh, no solo por su calidad actoral, también porque por el tipo de personalidad que irradia, no esperarías de ella que aceptara unas reglas y un rol tan conformistas, y eso contribuye a crear la sensación de que algo no encaja en esa utopia. (Valoración: 6 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA