LAS DOS CARAS DE LA JUSTICIA: APRENDER A ESCUCHAR

La actriz, guionista y directora Jeanne Herry ("En buenas manos"), realiza está película y firma el guion. Un grupo de psicólogos y trabajadores sociales están llevando a cabo un programa denominado “justicia restauradora” con dos objetivos. Por un lado, ayudar a víctimas de agresiones de todo tipo a superar el trauma derivado de la agresión. Por otro, facilitar la reinserción de los delincuentes. Herry nos ganó el corazón con su forma sensible de contar con "En buenas manos", una película sobre la adopción, contada sobre todo desde el punto de vista de los profesionales encargados de seleccionar, aprobar y preparar a los padres de adopción. En la película que nos ocupa, de tremendo éxito en Francia, también se profundiza en cómo los profesionales aprenden a realizar estos programas tan delicados donde la prioridad es no desproteger nunca a las víctimas, para garantizar que éstas y los que han cometido delitos salgan beneficiados del proceso. Si esa consigna no está garantizada, es necesario abortar el programa. Maravillosas las dinámicas de grupo en el caso de 3 personajes muy diferentes que han sufrido agresiones de distintos tipos, y que viven con miedo. Para ellos esa agresión ha supuesto un quiebre en su vida, hasta el punto, según los casos, de llevarles a perder su trabajo, alejarse de su familiares, sufrir insomnio, etc. A menudo los agresores toman verdadera conciencia de lo que han hecho cuando escuchan el impacto que han causado sus acciones. 
Un gran reparto de actores creíbles, Elodi Bouchez, Jean Pierre Darroussin,  Gilles Lellouche, destacando por la gran dificultad del personaje Adele Exarchopoulos, una actriz que clava cada actuación, un animal escénico en un personaje fuerte y vulnerable con una carga emocional muy fuerte. 
Una historia positiva, que hace una aproximación humanista y constructiva del trauma que supone haber sufrido una agresión, y de lo que significa ser agresor, que ojalá fuera la forma predominante de enfrentarse al problema en nuestra sociedad. Respeto a las víctimas a través de la empatía y la escucha activa, algo que consigue hacer una labor rehabilitadora de los criminales, y por tanto, evitar reincidencias. Recientemente también “Maixabel” o "Mass"  han tratado el tema del perdón a partir de la escucha de lo que siente cada parte. Un tema apasionante que provoca el debate y la reflexión. (Valoración: 8. 5 sobre 10).



Comentarios

  1. A mí también me encantó la pelicula y las interpretaciones, sobre todo la de Adele.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una visión constructiva que falta hace en nuestra sociedad.

      Eliminar
  2. Excelente reseña, veré esta película. ¡Suscrito a este newsletter desde ya!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

EDÉN: PRECISIÓN Y PULCRITUD