VERANO EN ROJO: THRILLER EFICAZ

Belén Macías ("Marsella"), dirige esta película basada en la novela homónima de Berna González Harbour. María, comisaria de policía (Marta Nieto), tiene que investigar el asesinato de un chico joven. En la investigación la ayudará un inspector (Luis Callejo). También está muy interesado en el caso un periodista veterano, Luna (José Coronado), sobre todo al verse que parece estar implicada la iglesia católica.
La directora firma este thriller con un guion correcto, un buen ritmo, que aunque toca un tema delicado hace un tratamiento que nunca resulta morboso. Lo que manda es el desarrollo de una trama que se sigue bien, pero es suficientemente compleja.
Lo que destaca de la película es la calidad de los actores. Un reparto encabezado por una de las grandes actrices del cine español actual, Marta Nieto, una actriz versátil, excelente en el drama, buena en la comedia, cada vez más presente en el cine europeo, con una capacidad indiscutible de llenar la pantalla. Junto a ella, José Coronado en un papel perfecto para él, un periodista comprometido que se sabe todos los trucos a la hora de investigar y encontrar información. Luis Callejo, como colaborador de Marta, dos personajes que se respetan en lo profesional y se quieren en lo personal, con muchísima química entre ellos. También los secundarios están bien elegidos, por ejemplo Tomás del Estal.
En cuanto a la forma de narrar, se sigue un esquema clásico, con mucho protagonismo de primeros planos, algo que resulta atractivo por que los actores, todos, lo aguantan muy bien, y nos permite deleitarnos especialmente en el caso de Nieto y Coronado. Esta decisión tiene mucho sentido porque la historia es un thriller con más interés en captar la personalidad de los personajes y seguir la trama, que en las escenas de acción, si bien las que se introducen, se resuelven bien. Entretiene. (Valoración: 6 sobre 10). 


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

TO LESLIE: A LA DERIVA