A FUEGO LENTO: AMOR Y COCINA

El director vietnamita Anh Hung Tran ("El olor de la papaya verde"), dirige este film que es la cinta elegida para representar a Francia en los Óscars. Eugenie (Juliette Binoche) trabaja como cocinera en el chateaux de Dodin Bouffant (Benoit Magimel), ambos además son pareja.
Se trata de una historia de amor entre dos personas, y una historia de amor por la cocina. Los protagonistas están íntimamente unidos por la cocina, hablan a través de la cocina, se declaran a través de ella... Es su pasión, tanto cocinar para los demás, como deleitarse con los sofisticados platos hechos por ellos mismos con una dedicación extrema. 
El film tiene una dirección de arte y una fotografía maravillosas, la mayoría de las escenas trascurren en la fabulosa cocina de Doddin. Es impresionante el plano con el que se abre el film, un plano secuencia de más de 30 minutos donde vemos trabajar a Binoche en un menú donde creemos poder oler las salsas, las múltiples preparaciones que ella va elaborando con seguridad y devoción. La misma devoción con la que un grupo de amigos de Doddin degusta y se deleita con ellas. La historia de amor entre ellos es muy romántica, se basa en el respeto y la libertad de cada uno. Además de la poderosa escena de apertura, hay otras dos escenas reseñables. Una comida al aire libre de los protagonistas y un gran grupo de amigos que parece enteramente un cuadro impresionista, y la escena final, una preciosa conversación entre Binoche y Magimel sobre su relación.
Una historia contada de una forma diferente, muy sensorial, con un tempo pausado que se agradece, y por supuesto, con la fortuna de contar con una pareja de actores tan potente. Especialmente gratificante disfrutar de la elegancia y capacidad de trasmitir tanto y con tanto matiz de Juliette Binoche. (Valoración: 6.5 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO