COLD WAR : MAGNETICA

El director polaco Pawel Pawlikowski que cobró visibilidad con Ida (Oscar Mejor Película Extranjera 2015), nos asombra con una historia que aborda de forma totalmente diferente en lo narrativo, pero que mantiene la misma pulcritud estética y belleza fotográfica. Una película que le valió a Pawlikowski el premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes 2018.
Polonia 1957. Un pianista Wiktor (Tomasz Kot) y Zula (Joanna Kulig) una chica con dotes para cantar, se enamoran. Su relación sufrirá todo tipo de idas, venidas y vicisitudes a lo largo de los años donde la historia política del país en plena guerra fría actúa de trasfondo de esta convulsa historia de amor que se mueve entre París, Polonia, Berlín...
Nos encontramos ante una fascinante y tempestuosa historia de amor donde a cada paso suceden cosas imprevisibles. El motor de la misma es la pareja protagonista. Wiktor lacónico, un hombre adorable, con el que nos identificamos y al que compadecemos ya que enamorarse de esta mujer es como estar sentado sobre el Etna. Zula, una mujer de armas tomar, caprichosa, un poco a la italiana (estilo Cardinale o Loren), a la que no se le pone nada por delante y con una capacidad de eliminar la racionalidad de la ecuación que causará a ella y a Wiktor una cadena de despropósitos a lo largo de los años. Dos personajes fantásticos, especialmente el de Zula, por ese punto de locura, que los dos actores bordan y entre los que hay una química brutal.
La música es el tercer personaje e hilo conductor que nos permite disfrutar de potentes escenas. Cada uno por separado o en sus actuaciones conjuntas en garitos de París donde se capta todo el ambiente bohemio de la ciudad en aquellos años.
Mencionábamos la fabulosa dirección de arte y fotografía, esta última a cargo de Lukasz Zal que también trabajó en "Ida". Cada plano es como una foto de Magnum, imposible conseguir algo más bello. Una maravilla esas escenas donde vemos a multitud de personas hasta que el director hábilmente nos indica en quien debemos fijarnos, y capta también la mirada de "infatuation" del otro miembro de la pareja.
Nunca sabemos a donde nos va a llevar la historia, qué complicaciones se presentarán y en que país estarán en la siguiente página. En determinados momentos hay un punto de humor que aún hace más perfecto el relato.Una historia de amor que rompe con todo lo que hemos podido ver con anterioridad. Sencillamente deslumbrante. (Valoración: 9 sobre 10). 



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA