EL MAESTRO JARDINERO: PASADOS OCULTOS

Paul Schrader ("El reverendo", "El contador de cartas"), escribe el guion y dirige esta película. Mervel ( Joel Edgerton), trabaja como jardinero en las propiedades de Norma, una viuda millonaria (Sigourney Weaver). Norma le pide a Mervel que tome de aprendiz a Maya (Quintessa Swindell), una sobrina suya que no parece estar yendo por buen camino.
Esta es la tercera película de una trilogía donde nuevamente el protagonista es un hombre de pasado oscuro, del que casi nadie sabe nada. Ethan Hawke en "El reverendo", Oscar Isaac en "El contador de cartas", ahora Joel Edgerton, los 3 personajes llenos de enigmas, aristas y de los que se puede esperar lo más generoso y loable, y lo más siniestro y violento. Personajes que parecen no sentir emociones, que se aíslan en parte como forma de supervivencia y en parte como auto castigo. La historia que se desarrolla en "El maestro jardinero" tiene las señas de identidad de Schrader. Utilización de metáforas, el protagonista amarrado a su diario, vía de escape para alguien cuya identidad permanece escondida, relaciones enfermizas entre personajes...
Un gran casting con actores singulares. Edgerton menos carismático que Hawke o Isaac, pero en común con ellos que expresa sin apenas cambiar de cara, y Sigourney Weaver, fantástica, en un personaje que necesita tener bien controlado todo y a todos. 
En lo formal, gusto por escenarios desnudos y perfectos, pero con mucha dirección de arte detrás. Espléndida la escena del coche en código onírico donde Edgerton y Swindell expresan su sentimiento de total plenitud. Muy buen guion, Schrader no da puntada sin hilo, pero un estilo narrativo que no será del gusto de todos, si bien esta historia es más fácil  que las dos anteriores, más positiva, en la que el amor será el elemento que permitirá al personaje darse una segunda oportunidad. (Valoración: 7. 5 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO