EN REALIDAD, NUNCA ESTUVISTE ALLI: EN EL CEREBRO DE PHOENIX

La directora Lynne Ramsay ("Tenemos que hablar de Kevin") escribe el guión y dirige esta película. Joe (Joaquin Phoenix), un hombre marcado por su infancia que se dedica a saldar cuentas por encargo, recibe el cometido de rescatar a la hija de un senador.
El trailer puede inducir a error porque lleva a pensar que se trata de un thriller con bastante acción cuando en realidad lo que nos cuenta Ramsay es el drama de la vida de Joe, encarnado como solo Joaquin Phoenix puede hacerlo (justo ganador en Cannes del premio al mejor actor). La directora hace una bajada a los infiernos centrándose en un personaje lleno de demonios, sufriente, con constantes fogonazos de su lacerante pasado. Sin prácticamente mediar palabra, con poderosas imágenes y la presencia de Joaquin, nos metemos en su cabeza y entendemos el porqué de su tortura. Ramsey decía en una entrevista que es un personaje que le describió a Phoenix como si le explotaran cosas en la cabeza. Un personaje rico, porque no solo tiene su faceta atormentada, está lleno de contrastes. Es sensible y dedicado con su madre enferma, al mismo tiempo que no tiene ningún problema en matar a quien sea necesario de la forma tan cruel como crea oportuno. El encargo que recibe saca aún más a flor de piel sus traumas, algo que le moviliza y a la vez le paraliza. Phoenix con su presencia, su mirada, nos hace imaginar el horror que tiene que ser estar dentro de su cabeza.
La banda sonora es espléndida, enfatiza esos chispazos y disonancias dentro de la cabeza de Phoenix y acentúa el clima de desasosiego que genera el conjunto de elementos de la película. Visualmente es muy potente. Una directora que sabe impactar con escenas de violencia e imágenes dantescas, que son plásticas pero esa plasticidad no está encaminada a suavizarlas o distanciarlas del terror. Pero también con escenas tan poéticas como la del lago, una preciosidad dentro de un film descarnado y seco. Pese a la expresividad de las escenas violentas, se agradece la sensibilidad de la directora a la hora de no deleitarse en la parte más escabrosa del tema que trata. Una película turbadora que no da un segundo de paz al espectador. (Valoración: 7 sobre 10).

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO