WONDER WHEEL: DEMASIADO INTENSO


Woody Allen escribe el guión y dirige su película número 53. Ginny (Kate Winslet) madre de un chaval de 8 años, está casada en segundas nupcias con Humpty (Jim Belushi) un hombre rudo y básico. Ginny se ha enamorado de Mickey (Justin Timberlake) un socorrista de la playa que quiere ser escritor. La hija de Humpty, Carolina (Juno Temple) casada con un mafioso, vuelve a la casa huyendo de su marido.
Allen pone como protagonista de esta historia a una mujer frustrada personal y profesionalmente, con un sentimiento de culpa que arrastra de su primer matrimonio y por encima de todo obsesiva. Este rasgo de su carácter marca la película que cae en cierta monotonía porque el discurso repetitivo de Winslet monopoliza la mayor parte de la misma. Hay más personajes, suceden cosas, pero el peso está puesto en ella y cómo se siente. Un personaje que tiene mucho que ver con el de Cate Blanchett en "Blue jazmine" pero también con el de Blanche Dubois de “Un tranvía llamado deseo”. Una mujer que no ha visto cumplidos sus sueños, que repasa una y otra vez decisiones de su pasado, que se centra en lo que no tiene, lo que le falta. Kate Winslet, siempre una garantía de calidad, desarrolla su papel con total credibilidad y le da la intensidad que le pide el director. Hay dos personajes que no acaban de convencer, el de Timberlake, por insulso y el del hijo de Winslet, vehículo del escaso humor de la película, pero que queda como un cabo suelto.
El reparto es un acierto, Allen siempre triunfa con los castings (arriesga a menudo) y saca lo mejor de cada actor. Además de Winslet, Belushi borda su papel.
Formalmente, la historia tiene un código marcadamente teatral. Todo es artificioso, las entradillas de Justin Timberlake que actúa además como narrador, la casa de Ginny y Humpty, la forma en la que hablan los personajes, los ojos violentamente azules de Justin, el tratamiento de color que tiñe de rojo anaranjado muchas escenas y que podría simbolizar el dolor y la intensidad de los sentimientos de  Kate Winslet... No es el mejor Allen, pero desde luego merece la pena verse. (Valoración: 6 sobre 10)




Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA