LA CHICA SALVAJE: MISTERIO Y ROMANCE

Olivia Newman ("First match") dirige esta película basada en el best seller de Delia Owens, "When the crawdads sing". Kya Clark (Daisy Edgar- Jones) es una chica que vive sola en un paraje natural, una zona de pantanos cerca de Barkley Cove, en algún lugar de Carolina del Norte. Su padre era un maltratador que hizo que su madre y hermanos huyeran del hogar hasta quedarse ella sola. Un día Kya es acusada de asesinar a un antiguo novio.
En un código ligeramente de cuento, con ambiente sureño, que salvando las distancias podría recordar a “Tomates verdes fritos”, la directora consigue meternos en la historia de una chica de vida singular, cuyo tipo de vida es incomprendido y mal visto por la comunidad en la que vive. Inocente en algunos aspectos, pero profundamente integrada en el entorno natural del pantano con el que se mimetiza, se relacionará con pocas personas, aunque establecerá alguna relación amorosa. La historia enfatiza el poder de la rumorología y los prejuicios en las poblaciones pequeñas, en este caso perjudicando a la chica cuando se ve envuelta en un asesinato.  
La película mezcla misterio, romance y cine judicial, y tiene dos atractivos: el lugar donde transcurre, un paraje pantanoso muy mágico, y sus dos protagonistas. David Strathairn, un secundario que siempre hace la diferencia, y Daisy Edgar-Jones, una actriz que hasta la fecha había trabajado en series de TV, un nuevo valor a considerar. Entretenida y agradable de ver. (Valoración: 6 sobre 10).




Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO