MIRA CÓMO CORREN: DIVERSION TRIVIAL

Tom George que ha dirigido diferentes series de TV ("This country", "Defending the guilty"), dirige esta película. Londres años 50. En el teatro donde se está representando la exitosa obra de Agatha Christie, “La ratonera”, tiene lugar un asesinato. Leo Kopernick (Adrien Brody), que quiere llevar la obra al cine, aparece muerto. Dos inspectores de policía, uno veterano, Stoppard (Sam Rockwell), y una principiante, Stolker (Saoirse Ronan), deben resolver el caso.
Estamos ante una comedia superficial pero entretenida, para mayor lucimiento de la pareja protagonista. El guion busca más propiciar situaciones cómicas, que resultar brillante a la hora de elaborar la trama sobre quien es el culpable. La estructura es la típica de novela policiaca consistente en ir descartando culpables y dando información sesgada para despistar al espectador. Realmente, nos da igual quién es el culpable o intentar adivinarlo, todo es un mero divertimento. La atención del guion y la dirección está en crear personajes extravagantes, pero con un rasgo en común: todos pueden ser creíbles como asesinos. 
Saoirse tiene el mejor personaje de la película, una policía novata en el mundo del crimen, con una peligrosa tendencia a sacar conclusiones precipitadas, pero tremendamente vocacional y entregada. Rockwell está también divertido como el experimentado y paciente inspector que acepta los errores de su compañera por grandes que sean. 
Una película perfecta para ver en un día que uno no quiera complicarse mucho la vida. (Valoración: 5. 5 sobre 10).

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

TO LESLIE: A LA DERIVA