LA MATERNAL: CRECIENDO A LA FUERZA

Pilar Palomero (“Las niñas”) escribe el guion y dirige su segunda película. Carla (Carla Quílez) tiene 14 años, vive con su madre, Penélope (Angela Cervantes), una chica muy joven de vida desordenada. Claudia descubre que está embarazada y asuntos sociales la lleva a un centro de acogida donde convivirá con otras madres adolescentes.
La historia que cuenta Palomero es la de una niña - adolescente que de un día para otro se enfrenta a la maternidad cuando no está preparada ni siquiera para ser adulta. Una maternidad que no desea y a la que tiene que hacerse a la idea a la fuerza. Los dos personajes centrales son Carla y su madre, un caso donde la la frase "la historia se repite", se hace patente. El hecho de que Penélope no ejerza realmente de madre debido a su inmadurez y su falta de formación en general, sitúa a Carla en un punto parecido al que estuvo ella en su momento quedándose embarazada prematuramente. 
Una historia sobre los efectos nefastos de no tener un núcleo familiar sólido en el que crecer y apoyarse es un tema muy rico e interesante, pero el guion está excesivamente desnudo. Una película introspectiva donde se echa de menos más información sobre el pasado de madre e hija, y donde es una pena que no haya más escenas comunes entre ellas que son claramente lo mejor del film, claramente una gran fortaleza del film. Quílez (ganadora de Mejor interpretación en el festival de San Sebastián 2022), un descubrimiento, una chica con mucha personalidad. Cervantes en un papel difícil por el tipo de relación que tiene con su hija, una mezcla de medio hermana mayor, medio colega, a veces con ramalazos de madre. Una relación en la que no se permiten demasiado expresar determinados sentimientos, sobre todo el amor que se tienen.  (Valoración: 6. 5 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA