HOLY SPIDER: SOCIEDAD NOCIVA

El director de origen iraní Ali Abbasi (“Border”) afincado en Dinamarca, co- escribe el guion y dirige este film que está inspirado en hechos reales ocurridos entre el 2000 y el 2001. En la ciudad sagrada de Mashhad (Irán), se están produciendo asesinatos en serie, siendo todas las víctimas prostitutas. Una periodista,  Rahimi (Zar Amir-Ebrahimi), decide instalarse en esta ciudad para investigar el caso.
Este film ha obtenido varios reconocimientos en festivales, especialmente para su actriz protagonista, la primera actriz iraní que consigue ganar el premio a la mejor interpretación en el festival de Cannes. 
Se trata de una historia contada de forma cruda, que no oculta nada de la ferocidad de la sociedad y cultura iraníes. Una realidad pavorosa que vamos conociendo a partir de las escasas pero impactantes películas que nos llegan de ese país (“La vida de los demás“, "El perdón", “Un héroe”) que muestra la falta de piedad de esa sociedad, el ensañamiento con la mujer, la pena de muerte como eje central en la sociedad, las penas desproporcionadas y terribles por cualquier delito, el perdón de las víctimas como posible mitigador de las mismas, la importancia suprema del qué dirán... La historia de Abbasi tiene rasgos de thriller, la investigación de la periodista para descubrir quien es el asesino, pero es sobre todo un análisis sociológico, como dice su director: una “serial killer society”. Lo de menos es la maldad y patología del asesino, lo remarcable son las razones detrás de sus crímenes y el apoyo de la ciudadanía que los percibe como algo positivo para la sociedad, una forma de acabar con el pecado. Ese es el aterrador mensaje del film. Una película con tramos que cuesta ver, porque todo lo que comparte es terrible, pero necesario. (Valoración: 7. 5 sobre 10). 
 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA